viernes, 9 de diciembre de 2016

#ColectivoDetroit - Writer Igniter

                                                                                                         foto por Aliis Sinisalu, Unsplash

Fui a dos lunas de miel con mi mujer y no fue que nos casáramos dos veces. De hecho, al comienzo de la primera luna de miel ni siquiera nos intuíamos.

Había pasado casi toda mi vida poniendo guapos a muertos. Y lo veía en sus caras. Todas esas oportunidades, todas esas experiencias, todas esas cosas que querían hacer y no les dio tiempo a vivir. Y cada vez que me levantaba me preguntaba si estaría viendo mi último amanecer, si la próxima vez que a mi vecina Julia se le escapara el gato yo ya no estaría para regañarle por haberme destrozado los geranios. Me preguntaba todos los días si sería hoy el día en que moriría. Y me daba muchísimo miedo morirme.

No por morirme, porque, a ver, seamos sinceros, cuando te mueres, te mueres y ya, y son otros los que se encargan de ponerte guapo. Lo que me daba miedo era que el que tuviera la responsabilidad de ponerme guapo viera en mi cara todas esas cosas que no me dio tiempo a vivir.

De pequeño siempre soñé con irme de luna de miel. Tampoco es que fuera un ñoño romanticón que quería tomar champán bajo la luz de las estrellas hawainas, pero es que cada vez que pasaba por delante de la agencia de viajes de camino a casa veía anunciados viajes de novios. Y yo me imaginaba a todos esos novios haciendo todas esas cosas que se anunciaban y me moría de la envidia.

Y aquí es cuando se me planteó el problema. No quería morirme sin haber hecho todas esas cosas que quiero hacer. Una de esas cosas era irme de viaje de novios. No tenía novia y cuando se lo pedí a mi hermana me miró con una cara muy rara. Tampoco tenía a  alguien a quien pueda llamar proyecto de novia. Las páginas de citas online me parecen una cosa muy triste y nunca me he manejado mucho con los ordenadores.

La solución me pareció de lo más simple. Iría de luna de miel solo.

Fue un viaje maravilloso. Y mientras yo tomaba champán a la luz de las estrellas hawainas acompañado de un libro que me contaba cosas mucho más interesantes que cualquier novia que hubiera tenido antes, una camarera más habladora que las camareras normales no pudo evitar preguntarme que por qué estaba viviendo esa "experiencia única e inolvidable " yo solo. Y cuando le expliqué mi razonamiento se rió tan fuerte que se me derramó el champán.

No paró de reírse en la semana que me quedaba de viaje. Y mi libro de cosas interesantes quedó abandonado en el hotel.

Tres años después descubrimos Japón en otro viaje de novios menos convencional, y una vez al año cogemos un avión y conocemos mundo en viajes organizados sin la etiqueta de "luna de miel". Pero para nosotros siguen siendo igual de especiales.

Ahora pienso menos en la muerte, y cuando lo hago, ya no me da tanto miedo.


Acabo de descubrir un proyecto muy chachi llamado #ColectivoDetroit, creado por las administradoras de Quiero ser como Maude y de Billete de Cercanías. Consiste en escribir un texto a partir del ejercicio de escritura que ellas propongan y publicarlo en tu espacio. Yo no lo haré cada dos semanas sino escribiré los ejercicios que me parezcan interesantes, y me he saltado a la torera las pautas que han dado para este escrito. Pero bueno, que me lo he pasado genial y estoy bastante contenta en como ha quedado. 
¿Cómo participar en #ColectivoDetroit?
1. Leer el "enunciado" del ejercicio.
2. Interpretar el "enunciado" del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera.
4. Publicarlo en tu espacio.
5. Contárnoslo para que puedan enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

EnunciadoEl reto de esta semana no lo proponemos nosotras. Lo dejamos todo en manos de las máquinas, con casi el total convencimiento de que hay labores que solo las mentes humanas son capaces de realizar. Haz clic en el siguiente link: http://diymfa.com/writer-igniter
A continuación haz clic en: suffle.
La web te proporcionará un personaje, una situación, un elemento de utillaje, y un "escenario".
Haz una captura de pantalla y pégala con el texto que has creado. Podéis "interpretar" las propuestas del writer ignater. Por ejemplo, si en setting el writing ignater propone un castillo rococó, tal vez prefiráis interpretarlo como un loft caro redecorado con antigüedades en la Plaza Mayor de Madrid.
Veamos las alocadas propuestas. Animaos a participar y no olvidéis compartir y hacer correr la voz.

sábado, 29 de octubre de 2016

Londres después de ti, de Jara Santamaría

Con esta novela me pasó algo que nunca me había pasado.


SINOPSIS
Tras un año separados, Naira y Jarek deciden irse a vivir juntos a Londres, la ciudad en la que se conocieron durante su Erasmus. El problema es que la carrera de pianista de Jarek despega en la República Checa justo cuando deben partir, y él se ve obligado a aplazar el viaje. Pero Naira decide instalarse en Inglaterra de todas formas y empezar una nueva vida mientras lo espera. 
Sola, sin más compañía que los recuerdos de su pasado con Jarek, Naira deberá enfrentarse a la ciudad gris y neblinosa. Encontrar piso, conseguir un empleo, hacer nuevos amigos... Y no menos importante: averiguar si la distancia es un obstáculo para amar.
OPINIÓN PERSONAL

Pasé por la historia pero la historia no pasó por mí. No sentí absolutamente nada. No es que no me gustara nada y lo odie con todas mis fuerzas, tampoco que me encantara. Me dejó totalmente indiferente, como si no me lo hubiera leído.

Y esto es algo que nunca, nunca pero nunca (y mira que he leído libros) me había pasado.

"Si alguien te invita a saltar al vacío, con esa energía efervescente en los ojos, una no piensa en el vértigo, sino en las cosquillas en los dedos.
Cuando Jarek atravesó mi pantalla y me invitó a dejarlo todo por volver a la ciudad en la que nos conocimos, no tuve muchas opciones.
Solo pude decir que sí."

Los personajes no me han gustado, ya que no he llegado a conectar con ninguno, y a los secundarios ni los he llegado a entender (no siento que conozca ni a Samir, ni a Carlos...). Las actitudes de la protagonista me han parecido en muchas ocasiones un poco infantiles, y Jarek me ha parecido bastante egoísta, pero sin llegar a enfadarme (como he dicho, me ha dado todo un poco igual). El único que me ha hecho sentir algo y al que le cogido verdadero cariño es a Adriana. De hecho, Adriana es, bajo mi punto de vista, lo mejor de la novela.

"- Gracias.
Hace un gesto de no entender, pero sonríe y entiende, sé que entiende, y quizá sea el yoga o esas cosas que hace el responsable de que Adriana sepa tantas cosas sin que casi ni te des cuenta."

En cuanto a la trama, no hay nada que te intrigue durante la novela, ningún momento en el que digas: "Un capítulo más, necesito saber lo que pasa". Simplemente cuenta la historia de Naira durante una época importante de su vida, y aunque si bien el hecho de que no haya nada y absolutamente nada fuera de lo normal hace que sea muchísimo más realista, un poco más de acción no le habría venido mal.

"Yo sí tenía cosquillas. Tenía las mías y las suyas, o al menos ese era su argumento. Decía que al conocerme había encontrado sus cosquillas."

El punto fuerte que le veo al libro es que es bastante corto, apenas 200 páginas, y la forma de escribir de la autora bastante bonita, por lo que se lee muy rápido y sin pensar mucho, y los últimos capítulos, que es cuando realmente me he enganchado un poco y he empezado a sentir cosas, te los lees del tirón.

Londres después de ti es una novela que me ha dejado igual una vez la he terminado, con unos personajes difusos y a los que no les coges ningún cariño (menos Adriana <3) ni los odias con toda tu alma, y con una trama que deja bastante que desear. Sin embargo, es un libro que se lee muy rápido y que es ideal si lo que te apetece es una lectura sencilla y que no te haga pensar demasiado.

martes, 11 de octubre de 2016

Recuerda que me quieres, de Wendy Davies

¿Sabes esos libros que lees y notas que han sido escritos para ser publicados? ¿Y conoces esos otros que descubres y percibes en cada letra que han sido escritos por amor a la escritura, y que su publicación es algo secundario? Recuerda que me quieres pertenece al segundo grupo. Es una obra de arte. El cariño de las autoras está presente en cada página.

“Delicado como el cristal. Cada árbol parecía en sí una pequeña obra de arte, cada flor era única en su belleza. Se decía de este lugar que hasta la más pequeña brizna de hierba parecía haber sido esculpida por un artista de gusto exquisito.” Esta es la descripción que aparece en Memorias de Idhún del bosque Alis Lithban, y cuando apenas llevaba dos capítulos de Recuerda que me quieres, este párrafo me vino a la memoria. La novela es un Alis Lithban, es una historia donde sus creadoras parecen haber puesto un cuidado infinito en cada letra, donde cada palabra tiene una razón de ser, y parece haber sido colocada ahí por una artista de gusto exquisito.


SINOPSIS
«Quiere muchísimo a Wendy», pensó, indignándose con ella al ver que no comprendía por qué no podía volver a tener a Wendy. 
El motivo era de lo más simple: «Yo también la quiero. Y no podemos tenerla los dos, señora». Peter Pan y Wendy, de J. M. Barrie. 
Cien años después la historia se repite. O quizá no.Todavía no se conocen. Ni siquiera se intuyen. Peter y Wendy tienen un destino común del que no podrán escapar. La aventura de la vida y la magia del amor empiezan contigo, en cuanto te atrevas a descubrir su historia. Podríamos hablarte sobre caracoles, estrellas, princesas que no sienten dolor, palabras inventadas, catarros mal curados o mundos rellenos de sueños donde todo es posible. Por explicarte podríamos deleitarnos y ser un poco malas y adelantarte que el amor no siempre es dulce. Pero claro, eso sería adelantar acontecimientos y no entenderías nada. Así que olvida las últimas líneas y sumérgete en una historia donde todo es posible, incluso que el sol y la luna se besen. Pronto, todo tendrá sentido. Bienvenido a nuestro particular Nunca Jamás.
OPINIÓN PERSONAL

La palabra que utilizaría para describir esta historia es original. Es preciosa, desgarradora y especial, pero ante todo es diferente. Recuerda que me quieres es un homenaje a Peter Pan, una historia de amor que coge tu corazón y te lo destroza de la manera más dulce posible.

"Podríamos contaros también que, el tiempo, tan ajetreado como estaba normalmente, se detuvo curioso a observar la escena interesado en aquellos dos jóvenes, pero os estaríamos mintiendo vilmente: en realidad, nada ocurrió más allá de dos corazones latiendo descontrolados mientras dos cabezas se afanaban por controlar las pulsaciones de ese músculo que tanto representaba. El universo, para nuestra desgracia, siguió su curso a pesar de lo que allí se estaba gestando."

Lo mejor de la novela es, bajo mi punto de vista, lo bien elaborada que está la historia comparándola con Peter Pan, cómo cada personaje del clásico de Barrie ha encontrado su lugar en esta nueva versión, e ir descubriendo a medida que pasaba la historia a quién encarnaba cada uno. Cada pequeño detalle tiene una razón de ser. 

Otro punto fuerte son, sin lugar a dudas, los personajes. Tanto secundarios como primarios están muy bien desarrollados, son personajes redondos, que a lo largo de las cuatrocientas páginas del libro llegas a conocer y a coger cariño. El alegre Peter que solo vive el presente, la perfecta Wendy, la adorable Tink, cada uno se ha ganado un hueco en mi corazón.

"- Si yo fuera un gato no querría comida de gato.
- ¿Y qué querrías?
- Donuts, querría donuts.
- ¿Donuts?
- Sí, una pasta redonda con un agujero en medio.
- Sé lo que es un donut. -replicó ella.
- No lo parecía.
- ¡Oh, le compraré un maldito donut!"

El único fallo que le encuentro es que creo que Recuerda que me quieres tiene algunas páginas de más, momentos en los que no pasa gran cosa y que, si bien es cierto que disfrutas leyendo por lo preciosamente bonito que está contado todo, hay ocasiones en las que se vuelve un tanto pesado.


"Los finales siempre sorprenden, vivimos pensando que todo es eterno, sin ser conscientes de que cada instante puede ser el último."

Y, por último. el final. No soy amante de los finales felices, me gustan los finales que me destrozan un poco por dentro, pero con esta novela se les fue la mano. No me destrozó solo un poco. Me destrozó entera. Y eso que ni siquiera es un final triste.

En definitiva, Recuerda que me quieres es una historia de amor preciosa y distinta que trae a la actualidad al clásico de Peter Pan, que nos recuerda que aún existe la magia, que nos hace volver a creer en las hadas y descubrir que volar es posible. Una historia que desprende cariño y que, aunque si bien le sobran algunas páginas, es de esas novelas que se te meten dentro para no salir.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Pudo ser

                                                                                                  foto por Aleksandra Mazur, Unsplash

Ella caminaba sin prisas, con la música inundando su mente y sus ojos examinando la pantalla del móvil. 
A él los pantalones le quedaban como un guante y cargaba con esa actitud relajada que acostumbraba a llevar a todas partes.
Ella levantó la vista, solo un segundo. Y sus miradas se encontraron. La de él verde mar, la de ella castaño claro. Él le sonrió, y esa sonrisa quedó grabada a fuego en la memoria de ella. Continuaron su camino, y ambos volvieron la cabeza en el mismo instante, para bajarla avergonzados cuando se descubrieron observándose mutuamente.
Tan solo veinticuatro horas más tarde, él se sentaba en un banco de la avenida deseando que ella se dejara llevar por la rutina, y ella tomaba el camino del día anterior con los ojos bien abiertos y el móvil en el bolsillo.
Esta vez no bajaron la mirada cuando sus ojos se encontraron, sino que ambos sonrieron y suspiraron aliviados.
- Emma - se presentó ella.
- Ethan - respondió él.

Todos esto habría sucedido si sus miradas se hubieran encontrado.
Lástima que ella no levantara la vista del móvil.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Hablemos de números feos (y presentémonos)

                                                                                                       foto por Aaron Burden, Unsplash

Tres almendros en flor nació el 18 de septiembre de 2016, y debería haberlo hecho el 19, porque los números pares son bastante horribles y porque ese día nació nuestra querídisima Hermione Granger y habría sido bonito que este blog compartiera cumpleaños con ella. Aún así, nadie desprecia a un hijo cuando nace en fecha par, por lo que claramente tampoco vamos a despreciar a este pobre blog por tener un cumpleaños tan feo.

Así que seas quien seas, eres bienvenido.

Hayas nacido en día par o impar.